Σελίδες

ΚΥΡΙΕ ΙΗΣΟΥ ΧΡΙΣΤΕ ΕΛΕΗΣΟΝ ΜΕ

ΚΥΡΙΕ ΙΗΣΟΥ ΧΡΙΣΤΕ ΕΛΕΗΣΟΝ ΜΕ
ΥΠΕΡΑΓΙΑ ΘΕΟΤΟΚΕ ΣΩΣΟΝ ΗΜΑΣ

ΟΛΕΣ ΟΙ ΟΜΙΛΙΕΣ ΤΟΥ Π. ΣΑΒΒΑ

ΟΛΕΣ ΟΙ ΟΜΙΛΙΕΣ ΤΟΥ Π. ΣΑΒΒΑ

https://livestream.com/accounts/25545482

ΚΥΡΗΓΜΑ ΘΕΙΑΣ ΛΕΙΤΟΥΡΓΙΑ ΖΩΝΤΑΝΑ ΑΠΟ ΤΗΝ Ι. ΜΟΝΗ ΑΓΙΑΣ ΤΡΙΑΔΑΣ ΕΔΕΣΑΣ

ΟΜΙΛΙΑ ΖΩΝΤΑΝΑ ΑΠΟ ΤΗΝ Ι. Μ. ΑΓΙΑΣ ΤΡΙΑΔΑΣ ΕΔΕΣΣΑΣ

ΟΜΙΛΙΑ ΖΩΝΤΑΝΑ ΑΠΟ ΤΟΝ Ι. Ν. ΑΓΙΟΥ ΔΗΜΗΤΡΙΟΥ, ΔΗΜΟΥ ΑΓΙΟΥ ΔΗΜΗΤΡΙΟΥ ΑΘΗΝΑΣ

Τρίτη, 16 Απριλίου 2013

La divina Jaris (gracia, energía increada).Θεία Χάρη

    
     LOS PAZOS Y LA DEPRESION QUÉ SON Y COMO SE SANAN
ΤΑ ΠΑΘΗ ΚΑΙ Η ΚΑΤΑΘΛΙΨΗ ΤΙ ΕΙΝΑΙ ΚΑΙ ΠΩΣ ΘΕΡΑΠΕΥΟΝΤΑΙ
 (Al final tenemos puesto un pequeño léxico con las palabras clave)

2) La divina Jaris (gracia, energía increada)
2) Θεία Χάρη

2α) La Divina Jaris increada que se proporciona por los misterios de la Iglesia, sana al hombre psíquica y somáticamente (físicamente o corporalmente).
2α) Ἡ Θεία Χάρη πού δίδεται διά τῶν μυστηρίων τῆς Ἐκκλησίας θεραπεύει τόν ἄνθρωπο ψυχικά ἀλλά καί σωματικά.

La verdadera salud, la existencial, abarca al hombre entero, no es posible sino sólo dentro de la Iglesia. La terapia se hace por la Divina Jaris increada. Es el fármaco universal, terapia para todas las enfermedades psíquicas y somáticas (físicas).y solución para todos lo problemas.
ἀληθινή ὑγεία, ἡ ὑπαρξιακή, αὐτήν πού ἀγκαλιάζει τόν ὅλο ἄνθρωπο, δέν εἶναι δυνατήν παρά μόνο μέσα στήν Ἐκκλησία. Ἡ θεραπεία γίνεται διά τῆς Θείας Χάριτος. Εἶναι τό παντοφάρμακο, πανάκεια γιά ὅλα τά ψυχικά ἀλλά καί γιά τά σωματικά νοσήματα.
El Yérontas Porfirios, sanado por la Divina Jaris increada decía: “La Jaris increada de Dios cambia al hombre, le metamorfosea, transforma psíquica y físicamente. Entonces desaparecen todas las enfermedades”.
Δίδασκε ὁ θεραπευμένος ἀπό τήν Θεία Χάρη Γέροντας: «Ἡ Χάρη τοῦ Θεοῦ ἀλλάζει τόν ἄνθρωπο, τόν μεταμορφώνει ψυχικά καί σωματικά. Πᾶνε τότε ὅλες οἱ ἄρρώστιες»1.

Decía: Con la divina Jaris (energía increada), alteramos o convertimos lo malo en bueno. Esta es la obra del luchador espiritual. Cuando uno ora estando en alerta, atención y humildemente, entones atrae la Divina Jaris increada. Sobre esto el Señor nos dijo hacerlo incesantemente, sobre todo en el momento de la tentación. “Estaos en alerta, atentos y orad para que nos os moleste la tentación; porque el espíritu está bien dispuesto, pero la carne enferma” (Mt 26,41).
Μέ τήν Θεία Χάρη, ἔλεγε, «μεταστοιχειώνουμε»2 τό κακό σέ καλό. Αὐτό εἶναι τό ἔργο τοῦ πνευματικοῦ ἀγωνιστοῦ. Ὅταν κανείς προσεύχεται ταπεινά καί μέ ἐγρήγορση, τότε ἑλκύει τήν Θεία Χάρη. Αὐτό ὁ Κύριος μᾶς εἶπε νά τό κάνουμε ἀδιαλείπτως· κατ’ ἐξοχήν δέ στήν ὥρα τοῦ πειρασμοῦ. «Γρηγορεῖτε καὶ προσεύχεσθε͵ ἵνα μὴ εἰσέλθητε εἰς πειρασμόν· τὸ μὲν πνεῦμα πρόθυμον ἡ δὲ σὰρξ ἀσθενής»3.
Entonces el mal no nos puede perjudicar, la tentación es repelada y la fuerza y energía que el maligno iba a robar, es canalizada hacia alnuevo, renovadohombre. La Divina Jaris increada que es atraída del hombre que está en nipsis y en oración humildemente, “redirige” la fuerza y energía psíquica del hombre desde el mal hacia el bien. Así se eliminan los pazos y la Depresión.
Τότε τό κακό δέν μπορεῖ νά μᾶς βλάψει, ὁ πειρασμός ἀποκρούεται, ἡ δύναμη τῆς ψυχῆς, τήν ὁποῖα πῆγε νά κλέψει ὁ πονηρός, διοχετεύεται πρός τόν «καινό» ἄνθρωπο. Ἡ Θεία Χάρη, πού ἑλκύεται ἀπό τόν νήφοντα καί ταπεινά προσευχόμενο ἄνθρωπο, «ἀνακατευθύνει» τήν ψυχική δύναμη τοῦ ἀνθρώπου ἀπό τό κακό πρός τό καλό. Ἔτσι ἐξαλείφονται ὅλα τά πάθη καί ἡ Κατάθλιψη.

2b) Los estadios de terapia de los distintos pazos y la depresión generalmente.
2β) Τά στάδια θεραπείας ἀπό τά διάφορα πάθη καί τήν κατάθλιψη γενικά

La existencia humana no se sana sino sólo por la energía increada de Dios, es decir, la Divina Jaris, que existe solamente en la Iglesia Ortodoxa. Sólo la Iglesia Ortodoxa puede sanar la psique del hombre, porque solamente ella la conoce.
Ἡ ἀνθρώπινη ὕπαρξη δέν θεραπεύεται, παρά διά τῆς ἐνέργειας τοῦ Θεοῦ (τῆς Θείας Χάρης), ἡ ὁποία ὑπάρχει μόνο στήν ὀρθόδοξη Ἐκκλησία. Μόνο ἡ ὀρθόδοξη Ἐκκλησία μπορεῖ νά θεραπεύσει τήν ψυχή τοῦ ἀνθρώπου, διότι μόνο αὐτήν τήν γνωρίζει.
Los Santos Padresque reunieron toda la ciencia sobre la psiqueson los verdaderos e únicos psiquiatras nuestros, encabezados por nuestro Cristo Dios, Quien es revelado en nuestros textos sagrados como: “El médico de nuestras psiques y nuestros cuerpos”.
Οἱ Ἅγιοι Πατέρες «ὅλην συλλεξάμενοι τήν τῆς ψυχῆς ἐπιστήμην» εἶναι οἱ ἀληθινοί καί μόνοι ψυχ-ίατροί μας, μέ ἐπικεφαλῆς τόν Χριστό μας, Ὁποῖος ἀποκαλεῖται στά ἱερά μας κείμενα: « ἰατρός τῶν ψυχῶν καί τῶν σωμάτων ἡμῶν».
La psique humana no se sana con enfoques filosóficos, como son todos estos mal llamados métodos “psicoterapéuticos”, - que uno de ellos es también el psicoanálisis- sino con la “ciencia de la psique” que es la tradición patrística ortodoxa.
ἀνθρώπινη ψυχή δέν θεραπεύεται μέ φιλοσοφικές προσεγγίσεις, ὅπως εἶναι ὅλες οἱ λεγόμενες «ψυχοθεραπευτικές» μέθοδοι (μία τῶν ὁποίων εἶναι καί ψυχανάλυση) ἀλλά μέ «τήν τῆς ψυχῆς ἐπιστήμη», πού εἶναι ὀρθόδοξη πατερική παράδοση.

Ella tiene como eje central terapéutico los tres estadios de la vida espiritual:
Αὐτήν ἔχει σάν κεντρικό θεραπευτικό ἄξονα τά τρία στάδια τῆς πνευματικῆς ζωῆς:

1º) La catarsis (sanación, terapia) de los pazos a través de la metania introspección, arrepentimiento, conversión y confesión), la ascesis, la vida mistiríaca y expulsión de todos los loyismí del corazón para que sea purificada y limpia la energía noerá-espiritual de la psique.
1ον) Κάθαρση ἀπό τά πάθη διά τῆς μετανοίας (ἄσκηση, μυστηριακή ζωή, ἀδιάλειπτη προσευχή, ἀποβολή ὅλων τῶν λογισμῶν ἀπό τήν καρδιά γιά νά καθαρθεῖ νοερά ἐνέργεια τῆς ψυχῆς),

2º) La Iluminación por la jaris increada del Espíritu Santo y
2ον) Φωτισμός διά τῆς χάριτος τοῦ Ἁγίου Πνεύματος καί

3º) La Θέωσις (Zéosis) o glorificación otra vez por la jaris la energía increada del Espíritu santo.
3ον) Θέωσις πάλιν διά τῆς χάριτος τοῦ Ἁγίου Πνεύματος.

El metropolita Ierotheo Vlajos nos enseña: “Para la terapia del hombre, según la enseñanza de los Padres de la Iglesia y toda la praxis terapéutica de la Iglesia, se requiere la combinación entre misterios y ascesis (ejercicio espiritual). La ascesis como aplicación de los mandamientos de Cristo, precede de los misterios y también los acompaña. Concretamente, el Bautismo, es catarsis (sanación, terapia) del como imagen y la integración del hombre en la Iglesia; es el nacimiento. El misterio de Χρίσμα (jrisma, crismación) es el movimiento-iluminación del nus, que se revela con la oración y por eso en la lengua latina es caracterizada como confirmatio (confirmación), es decir, confirmación de que el bautizado es templo del Espíritu Santo. La divina Efjaristía es vida, porque el bautizado comulga del Cuerpo y Sangre de Cristo.
π. Ἱερόθεος μᾶς διδάσκει: «Γιὰ τὴν θεραπεία τοῦ ἀνθρώπου, κατὰ τὴν διδασκαλία τῶν Πατέρων τῆς Ἐκκλησίας καὶ τὴν ὅλη θεραπευτικὴ πράξη τῆς Ἐκκλησίας, ἀπαιτεῖται συνδυασμὸς μεταξὺ μυστηρίων καὶ ἀσκήσεως. Ἡ ἄσκηση ὡς ἐφαρμογὴ τῶν ἐντολῶν τοῦ Χριστοῦ προηγεῖται τῶν μυστηρίων καὶ ἀκολουθεῖ τὰ μυστήρια. Συγκεκριμένα, τὸ Βάπτισμα, εἶναι κάθαρση τοῦ κατ΄ εἰκόνα καὶ ἔνταξη τοῦ ἀνθρώπου στὴν Ἐκκλησία· εἶναι γέννηση. Τὸ Χρίσμα, εἶναι ἡ κίνηση-φωτισμὸς τοῦ νοῦ, ποὺ ἐκδηλώνεται μὲ τὴν προσευχὴ καὶ γι’ αὐτὸ στὴν λατινικὴ γλώσσα χαρακτηρίζεται confirmatio-ἐπιβεβαίωση, δηλαδὴ ἐπιβεβαίωση ὅτι ὁ βαπτισθεῖς εἶναι ναὸς τοῦ Ἁγίου Πνεύματος. Ἡ θεία Εὐχαριστία εἶναι ζωή, γιατί ὁ βαπτισθείς κοινωνεῖ τοῦ Σώματος καὶ τοῦ Αἵματος τοῦ Χριστοῦ.
La ascesis, ejercicio en Cristo consiste en el paso del hombre de los grados de la vida espiritual, que son: κάθαρση (kázarsi, sanación, terapia), φωτισμὸς (fotismós, iluminación) y θέωση (zéosis o glorificación).
La catarsis según san Máximo el Confesor, es la superación de la ἡδονῆ (hidoní, hedonismo, placer) y la ὀδύνη (odini, dolor, pena, sufrimiento).
La iluminación es la superación del olvido, la ignorancia y el desconocimiento,
Y la zéosis (glorificación, divinización) es la superación de la fantasía.
La coordinación entre misterios y ascesis la hace el deificado o glorificado Padre Espiritual.
ἐν Χριστῷ ἄσκηση, συνίσταται στὴν διέλευση τοῦ ἀνθρώπου ἀπὸ τοὺς βαθμοὺς τῆς πνευματικῆς ζωῆς, ποὺ εἶναι κάθαρση, φωτισμὸς καὶ θέωση. Κάθαρση, κατὰ τὸν ἅγιο Μάξιμο τὸν Ὁμολογητή, εἶναι ἡ ὑπέρβαση τῆς ἡδονῆς καὶ τῆς ὀδύνης, φωτισμὸς εἶναι ἡ ὑπέρβαση τῆς λήθης καὶ τῆς ἄγνοιας καὶ θέωση εἶναι ἡ ἀπαλλαγὴ καὶ ἀπὸ τὴν φαντασία. Τὸν συντονισμὸ μεταξὺ μυστηρίων καὶ ἀσκήσεως τὸν κάνει ὁ θεούμενος Πνευματικὸς Πατέρας.
En la Iglesia primitiva, como había una clase particular de catequizados, también lo había para los que estaban en metania; Lo vemos en los cánones de Basilio el Grande, san Gregorio de Nicea y otros Padres.
Στὴν ἀρχαία Ἐκκλησία, ὅπως ὑπῆρχε ἰδιαίτερη τάξη κατηχουμένων, ἔτσι ὑπῆρχε καὶ ἰδιαίτερη τάξη μετανοούντων, οἱ ὁποῖοι χωρίζονταν στοὺς προσκλαίοντες, τοὺς προσπίπτοντες, τοὺς συνιστάμενους καὶ τοὺς κοινωνοῦντες. Τὸ βλέπουμε στοὺς κανόνες τοῦ Μ. Βασιλείου, τοῦ ἁγίου Γρηγορίου Νύσσης καὶ ἄλλων Πατέρων.
De todos los textos de la Santa Escritura y de los Padres de la Iglesia, se ve claramente que la terapia del hombre se consigue en la Iglesia, que es una comunidad-familia especialmente eclesiástica. No se trata de un lugar idealizado, donde dominan las ideas, sino de una familia espiritual, donde existen los padres, los hermanos, comunión de ángeles y hombres, domina la vida en sociedad común con el culto y los misterios (sacramentos). La vida personal es conectada con la vida social, por lo tanto, no se pueden cultivar aspectos de terapia, sanación y salvación, egocéntricos e individualistas según Ierotheo Vlajos.
Ἀπὅλα τὰ κείμενα τῆς Ἁγίας Γραφῆς καὶ τῶν Πατέρων τῆς Ἐκκλησίας φαίνεται καθαρὰ ὅτι θεραπεία τοῦ ἀνθρώπου ἐπιτυγχάνεται στὴν Ἐκκλησία, ὁποία εἶναι μία ἰδιαίτερη ἐκκλησιαστικὴ κοινότητα-οἰκογένεια. Δὲν πρόκειται γιὰ ἕναν ἰδεολογοποιημένο χῶρο, ἀλλὰ μία πνευματικὴ οἰκογένεια, στὴν ὁποία ὑπάρχουν πατέρες, ἀδελφοί, κοινωνία ἀγγέλων καὶ ἀνθρώπων, ἐπικρατεῖ κοινοτικὴ ζωὴ μὲ τὰ μυστήρια καὶ τὴν κοινὴ λατρεία. Ἡ προσωπικὴ ζωὴ συνδέεται μὲ τὴν κοινοτικὴ ζωή, ὅποτε δὲν μποροῦν νὰ καλλιεργηθοῦν ἀτομοκεντρικὲς ἀπόψεις θεραπείας καὶ σωτηρίας»4.

2c) “El primer movimiento lo hace el Cristo Dios”
2γ) «Τήν πρώτη κίνηση τήν κάνει ὁ Χριστός»5.

El primero que se mueve hacia nosotroscon el propósito de sanarnos- es el Bondadoso Señor; el Yérontas Porfirios orando incesantemente decía: “El Señor nos llama: «Venid hacia a mí todos los afligidos, castigados y enfermos psíquicamente y yo daré alivio, reposo y sanación a vuestras psiques» (Mt 11,28). Si el hombre corresponde correctamente en esta llamada de Dios es sanado. La correspondencia consiste en amarle, orar y participar en la vida de la Iglesia a través de los Misterios y la vida ascético-hisijasta. La ascesis-hisijía nos prepara adecuadamente, de modo que nos convirtamos en receptores de la Divina Jaris energía increada, que viene a través de los Misterios, la oración del Corazón o de Jesús y el estudio del Logos Divino.
Πρῶτος κινεῖται πρός ἐμᾶς –μέ σκοπό νά μᾶς θεραπεύσει– ὁ Ἀγαθός Κύριος, ἔλεγε ὁ ἀδιαλείπτως προσευχόμενος Γέροντας π. Πορφύριος. Ὁ Κύριος μᾶς καλεῖ, λέγοντας: «Δεῦτε πρός με πάντες οἱ κοπιῶντες…»6. Ἐάν ὁ ἄνθρωπος ἀνταποκριθεῖ σωστά στήν πρόσκληση αὐτήν τοῦ Θεοῦ, θεραπεύεται. Ἡ ἀνταπόκριση ἔγκειται στόν νά Τόν ἀγαπήσουμε, νά προσευχόμαστε, νά συμμετέχουμε στήν ζωή τῆς Ἐκκλησίας διά τῶν Μυστηρίων7 καί τῆς ἀσκητικῆς-ἡσυχαστικῆς ζωῆς. Ἡ ἀσκηση-ἡσυχία μᾶς προετοιμάζει κατάλληλα, ὥστε νά γίνουμε δεκτικοί τῆς Θείας Χάρης, πού ἔρχεται διά τῶν Μυστηρίων, τῆς νοερᾶς προσευχῆς καί τῆς μελέτης τοῦ Θείου Λόγου.

2d) El cristo con Su Jaris divina e increada sana al hombre entero, aún hasta las profundidades de la psique.
2δ) Ὁ Χριστός μέ τήν Χάρη Του θεραπεύει τόν ὅλο ἄνθρωπο, ἀκόμη καί τά βάθη τῆς ψυχῆς.

Las profundidades de la psique del hombre (aún el llamado subconsciente), que están cargadas de distintas vivencias, experiencias penosas y angustiosas, culpabilidades y depresión, están conocidas sólo por el Dios. Con Su divina Jaris increada estas también se sanan, decía el Yérontas Porfirios: mira, le dijo a uno, ¿qué son estas frustraciones (un médico que le hizo una pregunta escrita), y si tienen relación con lo hereditario? ¿Qué son las hereditarias? Todo esto qué escribe son del hombre antiguo que tenemos en nuestro interior.
Τά ἄδυτα τῆς ψυχῆς τοῦ ἀνθρώπου (ἀκόμη καί τό λεγόμενο ἀσυνείδητο), τά βαρυφορτωμένα ἀπό διάφορα ὀδυνηρά βιώματα, ἐνοχές καί κατάθλιψη, εἶναι γνωστά μόνο στόν Θεό. Μέ τήν Θεία Χάρη Του, ὅπως ἔλεγε Γέροντας Πορφύριος, θεραπεύονται καί αὐτά. «Μωρέ», ἔλεγε σέ ἀνάλογη περίπτωση ὁ Γέροντας, «τί εἶναι αὐτὰ τὰ ἀπωθημένα, πού γράφει (κάποιος γιατρὸς ὑπέβαλε τὴν γραπτὴ ἐρώτηση), ἂν ἔχουν σχέση μὲ τὸ ψυχικό του πρόβλημα; Τί εἶναι αὐτὰ τὰ κληρονομικά; Ὅλα αὐτὰ ποὺ γράφει εἶναι ἀπὸ τὸν παλαιὸν ἄνθρωπο ποὺ ἔχουμε μέσα μας.
Pero cuando hemos amado a Cristo con toda nuestra psique (con la toda la energía de la voluntad, lógica y sentimiento), cuando venga el divino eros (amor, energía increada) en nuestro interior, entonces todos los problemas se van y nos llenamos de alegría espiritual.
Ὅταν ὅμως ἀγαπήσουμε τὸν Χριστό μὲ ὅλη μας τὴν ψυχή, ὅταν ἔρθει θεῖος ἔρωτας μέσα μας, τότε ὅλα τὰ προβλήματα φεύγουν καὶ γεμίζουμε μὲ πνευματικὴ χαρά.
Τú, dice otra vez el Yérontas Porfirio (dirigiéndose al que había escrito el libro), estas cosas las conoces, tantas veces te las he dicho: “Los psiquiatras y psicólogos hablan de frustraciones y cosas hereditarias, porque no conocen la psique humana, que sólo con el divino eros (amor, energía increada) se sana y vive la en Cristo alegría. Las enfermedades se deben en el pecado (pecado como enfermedad ísica, psíquica y espiritual)”. Pero cuando el Cristo habite dentro en toda la psique, entonces se va el pecado y la enfermedad.
Ἐσύ, μωρὲ (ἀπευθυνόμενος στὸν συγγραφέα τοῦ βιβλίου8), τὰ ξέρεις αὐτά, σοῦ τὰ εἶπα τόσες φορές. Οἱ ψυχίατροι καὶ οἱ ψυχολόγοι μιλοῦνε γιὰ ἀπωθημένα καὶ κληρονομικά, γιατί δὲν γνωρίζουν τὴν ἀνθρώπινη ψυχή, ποὺ μόνο μὲ τὸν θεῖο ἔρωτα θεραπεύεται καὶ ζεῖ τὴν ἐν Χριστῷ χαρά. Οἱ ἀσθένειες ὀφείλονται στὴν ἁμαρτία. Ὅταν ὅμως κατοικήσει μέσα σ’ ὅλη τὴν ψυχὴ ὁ Χριστός, τότε φεύγει ἡ ἁμαρτία, φεύγει καὶ ἡ ἀσθένεια»9.
La Divina Jaris (gracia, energía increada), el Cristo, viene en al psique del hombre con la vida ascética y mistiríaca (participación en los misterios-sacramentos de la Iglesia Ortodoxa). Especialmente ayudan la confesión y la oración noerá (del corazón o de Jesús). La bendición u oración «Κύριε Ἰησοῦ Χριστέ, Υἱέ τοῦ Θεοῦ ἐλέησόν με Kirie (Señor) Jesús Cristo eleisón me» contribuye mucho en la consecución de esta obra. Esta oración sana y limpia la psique y mantiene, detiene al nus.
Θεία Χάρη, ὁ Χριστός, ἔρχεται στήν ψυχή τοῦ ἀνθρώπου μέ τήν ἀσκητική καί τήν μυστηριακή ζωή. Ἰδιαίτερα βοηθοῦν ἡ ἐξομολόγηση καί ἡ νοερά προσευχή. Ἡ «εὐχή», τό «Κύριε Ἰησοῦ Χριστέ, Υἱέ τοῦ Θεοῦ ἐλέησόν με» συντελεῖ πολύ στήν ἐπιτυχία αὐτοῦ τοῦ ἔργου. «Ἡ εὐχή καθαρίζει τήν ψυχή καί κρατάει τόν νοῦ»10.


2e) La divina psicoanálisis.
2ε) θεία ψυχανάλυση

Regiones o partes de la psique que son consideradas como difíciles de entrar y desconocidas para muchos, como el subconsciente, realmente se pueden sanar con la Jaris, la energía increada de Dios.
Περιοχές τῆς ψυχῆς πού θεωροῦνται δυσπροσπέλαστες καί ἐν πολλοῖς ἄγνωστες, ὅπως τό ἀσυνείδητο, μποροῦν πράγματι νά θεραπευθοῦν μέ τήν Χάρη τοῦ Θεοῦ.
La divina psicoanálisis, como la llamaba el Yérontas Porfirios, es muy superior y eficaz que la humana, al contrario la humana perjudica mucho.
«θεία ψυχανάλυση», ὅπως τήν ἀποκαλοῦσε Γέροντας, εἶναι πολύ ἀνώτερη καί ἀποτελεσματικότερη ἀπό τήν ἀνθρώπινη, ὁποία, ἀντιθέτως, βλάπτει πολύ.
El Yérontas Paísios también habla sobre las frustradas culpas, que se deben eliminar con la confesión. La “conciencia taponada” es como un gusano que corroe los interiores de la psique. Dice el mismo Yérontas que: “si ves que no tienes paz y serenidad sino tristeza, sepas que en tu interior hay algo desarreglado y debes encontrarlo para arreglarlo. Supongamos que cometes un error y te angustias y sufres pero no lo confiesas. Te ocurre algo y pasas por alegría. Esta alegría tapa la tristeza y poco a poco lo olvidas, no lo ves, porque ha sido tapado de la alegría. Pero aquello interiormente trabaja...” No basta con encontrar el pecado. Debes también confesarlo, para sanarse la psique de la tristeza, la angustia y la depresión que aquello provoca.
Γέροντας Παΐσιος ὁμιλεῖ ἐπίσης γιά ἀπωθημένες ἐνοχές, πού πρέπει νά ἐξαλειφθοῦν μέ τήν ἐξομολόγηση. Ἡ «καπακωμένη συνείδηση» εἶναι σάν τό σκουλήκι πού φθείρει ἐσωτερικά τήν ψυχή. «Ἂν βλέπεις ὅτι δὲν ἔχεις γαλήνη ἀλλὰ στεναχώρια», διδάσκει ὁ Γέροντας, «νὰ ξέρεις ὅτι ὑπάρχει μέσα σου κάτι ἀτακτοποίητο καὶ πρέπει νὰ τὸ βρεῖς, γιὰ νὰ τὸ διορθώσεις. Κάνεις, ἂς ὑποθέσουμε, ἕνα σφάλμα, στεναχωριέσαι, ἀλλὰ δὲν τὸ ἐξομολογεῖσαι. Σοῦ συμβαίνει μετὰ ἕνα εὐχάριστο γεγονὸς καὶ νιώθεις χαρά. Αὐτὴ ἡ χαρὰ σκεπάζει τὴν στεναχώρια γιὰ τὸ σφάλμα σου καὶ σιγὰ-σιγὰ τὸ ξεχνᾶς, δὲν τὸ βλέπεις, ἐπειδὴ καπακώθηκε ἀπὸ τὴν χαρά. Ἀλλὰ ἐκεῖνο ἐσωτερικὰ δουλεύει…»11. Δέν εἶναι ἀρκετό νά βρεῖς τήν ξεχασμένη ἁμαρτία. Θά πρέπει καί νά τήν ἐξομολογηθεῖς γιά νά θεραπευθεῖ ἡ ψυχή ἀπό τήν θλίψη καί τήν κατάθλιψη πού ἐκείνη δημιουργεῖ.
Observa el honorable Ierotheo Vlajos: “Hoy muchos enseñan que el hombre puede llegar al conocimiento del sí mismo con la psicoanálisis y la autoanálisis, pero esto es un engaño y puede conducir al hombre en resultados horribles. Cuando uno se autoanaliza puede resultar en la esquizofrenia.
«Πολλοὶ σήμερα διδάσκουν», παρατηρεῖ Σεβασμιώτατος Ἱερόθεος Βλάχος, «ὅτι ἄνθρωπος μπορεῖ νὰ ἔλθει σὲ γνώση τοῦ ἑαυτοῦ του μὲ τὴν αὐτοανάλυση καὶ τὴν ψυχανάλυση. Ἀλλὰ αὐτὸ εἶναι πλάνη καὶ μπορεῖ νὰ ὁδηγήσει τὸν ἄνθρωπο σὲ φρικτὰ ἀποτελέσματα. Ὅταν κανεὶς αὐτοαναλύεται, τότε τὸ πιθανότερο εἶναι νὰ καταλήξει στὴν σχιζοφρένεια.
El método ascético es sencillo. Con la vigilancia, atención del nus, con la catarsis y el regreso del nus al corazón a través de la metania y la oración del corazón (o de Jesús), con la aplicación y cumplimiento de los mandamientos de Cristo-, buscamos a liberar el nus de las imágenes, fantasías y del cautiverio de la cosas sensibles y así regresando al corazón, ver su devastación interior.
ἀσκητικὴ μέθοδος εἶναι ἁπλή. Ἐπιδιώκουμε –μὲ τὴν τήρηση τοῦ νοῦ, μὲ τὴν κάθαρση καὶ τὴν ἐπιστροφή του στὴν καρδιὰ διὰ τῆς μετανοίας καὶ τῆς νοερᾶς προσευχῆς, μὲ τὴν τήρηση τῶν ἐντολῶν τοῦ Χριστοῦ– νὰ ἐλευθερώσουμε τὸν νοῦ ἀπὸ τὶς εἰκόνες καὶ τὴν αἰχμαλωσία στὰ αἰσθητὰ πράγματα καὶ ἔτσι, ἐπιστρέφοντας στὴν καρδιά, νὰ δεῖ τὴν ἐρήμωσή του τὴν ἐσωτερική.
El conocimiento de nosotros mismos viene con la energía increada del Espíritu Santo. Sólo cuando la Jaris increada de Dios, con nuestro trabajo, haya iluminado la psique, conocemos con cada detalle de nuestro “ser” con exactitud. Por eso la terapia del nus nos revela la existencia de los pazos, por lo tanto, iluminados del Espíritu Santo y fortalecidos de Él, podemos luchar contra ellos, según Ierotheo Vlajos. (De su libro “preguntas y respuestas sobre la Psicoterapia Ortodoxa”
γνώση τοῦ ἑαυτοῦ μας γίνεται μὲ τὴν ἐνέργεια τοῦ Παναγίου Πνεύματος. Μόνον ὅταν ἡ Χάρη τοῦ Θεοῦ, μὲ τὴν δικιά μας ἐργασία, φωτίσει τὴν ψυχή, γνωρίζουμε κάθε λεπτομέρεια τοῦ «εἶναι» μας μὲ ἀκρίβεια. Γι’ αὐτὸ ἡ θεραπεία τοῦ νοῦ μᾶς φανερώνει τὴν ὕπαρξη τῶν παθῶν, ὅποτε, φωτιζόμενοι ἀπὸ τὸ Ἅγιο Πνεῦμα καὶ ἐνδυναμούμενοι ἀπὸ Αὐτό, μποροῦμε νὰ πολεμήσουμε ἐναντίον τους»12.
La terapia de la psique es sobre todo y principalmente la vivificación y la iluminación del nus. No es simplemente encontrar las vivencias, experiencias frustradas. San Diádoco de Fótica, dice: “sanar y purificar el nus, sólo es posible con el Espíritu Santo” (con el Dios energizando, operando y el hombre sinergizando, cooperando).
« θεραπεία τῆς ψυχῆς εἶναι κυρίως καὶ προπαντὸς ζωοποίηση καὶ φωτισμὸς τοῦ νοός. Δὲν εἶναι ἁπλῶς ἡ εὕρεση τῶν ἀπωθημένων βιωμάτων. Ὁ ἅγιος Διάδοχος ὁ Φωτικὴς τὸ λέγει σαφῶς: νοῦν καθαρίσαι μόνου του Ἁγίου Πνεύματος ἐστὶν» (μὲ τὸν Θεὸ ἐνεργοῦντα καὶ τὸν ἄνθρωπο συνεργοῦντα)»13.
La verdadera psicoterapia y psicoanálisis se realiza con el misterio de la Divina Confesión. Decía el Yérontas Porfirios que la psique, por excelencia se sana con la Confesión General que debe ir haciendo de vez en cuando el hombre que se está sanándose espiritualmente.
ἀληθινή ψυχανάλυση καί ψυχοθεραπεία πραγματοποιεῖται στό μυστήριο τῆς Ἱερᾶς Ἐξομολογήσεως. Κατ’ ἐξοχήν δε, ἔλεγε ὁ Γέροντας Πορφύριος, ἡ ψυχή θεραπεύεται μέ τήν Γενική Ἐξομολόγηση, πού θά πρέπει νά κάνει ὁ θεραπευόμενος πνευματικά ἄνθρωπος ἀπό καιροῦ εἰς καιρόν (βλ. παρακάτω). 

Fragmento del libro: Los pazos y la depresión – Qué son y cómo se sanan. Nuevo libro del Sabas el Aghiorita.

Traducido por: χΧ jJ http://logosortodoxo.wordpress.com/ (En español)

Léxico

Iluminación Φωτισμός τού (tú) νοῦ (nú) Iluminación del nus o del espíritu humano: es la segunda etapa, después de la catarsis del corazón, de la vida espiritual. En esta etapa el nus ya ha expulsado los apasionados loyismí, y se hace templo del Espíritu Santo, tal como estaba antes de la caída lleno de increada energía Jaris, y adquiere plegaria incesante en la memoria de Dios. Por eso la iluminación del nus se enlaza estrechamente con la oración noerá o de corazón.

Jaris Χάρις τού Ζεοῦ (jaris tu Zeú) Gracia de Dios " (Jn. 1.14,16,17) es energía divina increada, innata e inherente riqueza de la Deidad. Especialmente en el campo de la redención, la Jaris es en particular el don de Dios, que se derramó del sacrificio de la Cruz de Cristo, y funcionando dentro en la Iglesia, envuelve al hombre débil y pecador, lo santifica cuando colabora libre y voluntariamente y le hace conseguir la zéosis. De la palabra Jaris viene c-jarísma, don, que es regalo de Dios en todos los hombres sin excepción alguna. No se puede exigir como "recompensa" por obras buenas. Pero se atrae especialmente con la ταπεινοφροσύνη (tapinofrosini, actitud sensata y humilde interior), por la metania y el corazón quebrantado (cf.1P 5. 5). La divina Jaris se da con los santos Misterios ortodoxos de nuestra Iglesia. Esencia y energía están relacionadas; no hay esencia sin energía ni energía sin esencia. San Gregorio Palamás nos dice apofáticamente "No de la esencia conocemos a Dios sino de Sus energías y de increada esencia tenemos increada energía y de la creada esencia creada energía". Los heterodoxos están muy confundidos y oscurecidos sobre éste tema.
«Κύριε ελέησον» “Kirie eleison” es una calificación, petición general de cada necesidad mía, de cada caso mío, de lo que me pasa y de lo que quiero y como no sé lo que voy a pedir, entonces digo a Dios, eleisón me” o “kirie eléison”, y Él sabe lo que me va a dar. Eléison significa ten compasión, caridad, misericordia, sanación, ayuda, alivio, consuelo, socorro...

Misterio y vida mistiríaca Μυστήριο (mistirio, misterio, sacramento). «Y conozco al tal hombre, si en el cuerpo o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios los sabe, que fue arrebatado al paraíso, donde escuchó logos, verbos inefables, que no le es dado al hombre expresar» (2ªCor 12,3-4).
La palabra Helénica misterio significa “iniciación”, “secreto” y “revelación y secreto”. El Cristianismo heredó este concepto y por extensión es “apocálipsis-revelación de Dios”.
Los Misterios son a la vez símbolo y Misterio. Mientras el misterio permanece oculto a los rituales, está en el nivel de lo simbólico e iconográfico. Pero cuando es recibido y la jaris (increada energía) energiza, entonces los Misterios revelan las cosas que están detrás del “velo”. Misterio lleva doble significado, es decir, de algo que está oculto y se revela y a la vez enigma y apocálipsis-revelación.
Pero dentro de la Iglesia los misterios son interminables. Porque dentro de ella todas las cosas liturgizan, funcionan de una manera misteriosa, para que revelen la realeza (luz y energía increada) de Dios. La terapia ascética conecta y se asocia inseparablemente con los Misterios de la Iglesia.
La terapia ascética ortodoxa conecta y se asocia inseparablemente con la vida mistiríaca de la Iglesia. Se trata de la catarsis (sanación), la iluminación y la zéosis o glorificación, que encontramos en toda la enseñanza patrística de la Iglesia. Es dificil que uno crea en la vida Mistiríaca de la Iglesia, si antes no entiende primero, qué significa la palabra “Misterio”. Misterio es algo que vemos que se celebra o realiza, pero es difícil para el espíritu y mente humana entender como se celebra. Si comprendiésemos el modo de realización del Misterio entonces no sería Misterio, sino una praxis-acción acostumbrada de la vida diaria.
Por ejemplo: decimos que el Dios es Trinitario. Os pregunto: ¿quién de nosotros entiende el Misterio de la Santa Trinidad? ¡Tres Personas dentro de una esencia! Este Misterio juzgado o razonado por la lógica humana es paradójico. Pero si uno lo ve con la dimensión de la Fe, entonces entiende que no es paradójico, sino superlógico. Quién puede entender, qué es Dios. Es decir, ¿cuál es la esencia de Dios? ¡NADIE! Y a pesar de eso, creemos en Dios. No porque le entendemos, sino porque sentimos místicamente Su presencia y saboreamos con el corazón Su agapi (amor como energía increada). Es decir, podemos entender las increadas energías de Dios, pero no Su Esencia, tal como, muy bien, han teologizado los grandes Padres de la Iglesia Ortodoxa. Veamos en la Escritura lo que dijo Dios a Moisés, cuando pidió de Dios que le enseñase su Doxa-gloria: “…yo pasaré delante de ti mi gloria… no puede el hombre verme, ver mi rostro y quedar con vida….” (Ex 33 18-20).
Lo mismo ocurre también con todos los temas de la fe que superan las leyes naturales. Los “vemos sin verlos”, “los conocemos sin conocerlos, comprenderlos”, porque todos están enrollados dentro del “divino gnofos”, (san Gregorio de Nicea). (Gnofos, luz que supera toda luz”. Los vivimos y participamos en ellos sólo con la fuerza de la Fe. Si insistimos en creer sólo a lo que entendemos con nuestra lógica limitada, estrechamos inimaginablemente nuestro horizonte espiritual y finalmente no podemos ser Cristianos. Porque, en definitiva, “fe es la hipóstasis (base substancial) de la esperanza de cosas que se esperan y no se controlan y la prueba de aquellas que no se ven, (Heb 11,1). Y es cierto que la fe verdadera presupone humildad, con la cual atraemos la jaris (increada) de Dios. Porque “el Dios resiste, se contraria a los orgullosos, en cambio a los humildes los da Jaris” (Sant 4,6). El humilde que confía a Dios más que a su lógica, con la jaris (gracia, energía increada) de Dios puede entender los Misterios de la Iglesia.
Así, entendemos que, una cosa es el misterio y otra el dogma. Cuando los santos llegan a la experiencia de la doxa-gloria de Dios, viven y ven que Dios es luz, pero entonces también Dios permanece misterio, ya que no pueden llegar a la unión por esencia. La unión del santo con Dios durante la experiencia es mediante la energía increada y no por esencia. Por eso la Santa Trinidad aún en esta experiencia permanece misterio. Aquello que se puede hacer comprensible lógicamente, es el dogma sobre el misterio de la Santa Trinidad. Así los santos Padres la co-participación a la doxa increada de Dios, la cual permanece misterio, también durante la zeoría-contemplación, la expresan con terminología y la hacen dogma que se puede entender. Una cosa es el misterio y otra el dogma sobre el misterio de la Santa Trinidad. Por eso los Padres hacen uso diferente de la terminología de cada época. Pero cuando en un Sínodo ecuménico se determina el significado concreto de la terminología, entonces permanece invariable.
Por lo tanto, el dogma expresa y formula la experiencia de la apocálipsis (revelación), pero nunca la comprensión del dogma significa que paralelamente se entiende el misterio de la Santa Trinidad, que es inexplicable e incomprensible aún hasta su manifestación. Los Padres dicen que los santos ven invisiblemente y escuchan inescuchablemente, y coparticipan in-participadamente y entienden incomprensiblemente a Dios.

Metania, Μετάνοια Metánia del verbo μετά-νοώ, metá=después, con, y noó= concibo, percibo con el nus como energía y el corazón como esencia. Quiere decir giro del nus (metanús), introspección y conversión de la conducta y mentalidad del hombre y sobre todo giro, cambio de actitud de la vida en pecado y del mal por la vida en Cristo. La metania en la Tradición Ortodoxa no proviene de una percepción psicológica de culpabilidad, sino de la apocálipsis (revelación) de la deformación de la psique y esta apocálipsis se manifiesta de la energía increada de la divina Luz en el corazón psicosomático del hombre.El nuevo Testamento empieza y acaba con la metania (Mt 3,2 Lc 24,47)

Nus Νοῦς nus, en la enseñanza patrística el término se utiliza diversamente. Unas veces le usan para mostrar la psique (alma), otras el corazón psicosomático y otras una energía de la psique. Pero principalmente nus es el ojo de la psique, la parte más pura, es la finísima atención. Se llama también energía noerá (espiritual humana) y no se identifica con la energía lógica del cerebro.

Pazos Πάθος pazos, padecimiento, pasión, emoción, hábito, mala costumbre, vicio, patología; En la terminología patrística se llama así a todo movimiento anormal, en el sentido de no natural, de las fuerzas de la psique. Fuerzas que con su energía de la voluntad han tomado el camino equivocado. Todos los pazos que nacen de algún pecado que se repite, y así se consolida en la psique una tendencia pecadora o apego/adictiva, que con el tiempo llega a ser una segunda "naturaleza", influyendo los pensamientos y decisiones, dominando la voluntad y sellando toda su “psicosíntesis”. Es preferible reeducarlos, convertirlos y sanarlos, que oprimirlos o reprimirlos y finalmente se usarán de forma fructífera y no negativa.

Psique Ψυχή Psique alma, ánima, el término viene desde la antigüedad y se usa igual hasta hoy. En el Nuevo Testamento y los santos Padres, se usa a menudo en vez de la palabra anzropos, humano, hombre, (Rom.13,1). A veces en la Sagrada Escritura significa simplemente la vida. (Mat.2,20. Juan10,11. Rom.16,4), Pero psique se dice sobre todo el elemento espiritual de nuestra naturaleza, la otra naturaleza es la física material (el soma, cuerpo) que se convierte en cadáver y se disuelve cuando sale la psique. La psique contiene y vivifica el cuerpo y no al revés. La psique se divide de los filósofos y los Padres en tres partes: 1) λογιστικό (logistico) que es la parte de los loyismí, 2) ἐπιθυμητικό (epicimitikó) anhelante que es la parte o espacio de los deseos y 3) θυμοειδές (zimoidés) irascible que es la parte de las emociones. El anhelante y el irascible constituyen el espacio pasional allí funcionan y operan los pazos.

(Sugerimos también leer el miniléxico que creo que lo tienen, sino me lo pides y te lo envío).



    

LOS PAZOS Y LA DEPRESION QUÉ SON Y COMO SE SANAN
ΤΑ ΠΑΘΗ ΚΑΙ Η ΚΑΤΑΘΛΙΨΗ ΤΙ ΕΙΝΑΙ ΚΑΙ ΠΩΣ ΘΕΡΑΠΕΥΟΝΤΑΙ
 (Al final tenemos puesto un pequeño léxico con las palabras clave)

2) La divina Jaris (gracia, energía increada)

2α) La Divina Jaris increada que se proporciona por los misterios de la Iglesia, sana al hombre psíquica y somáticamente (físicamente o corporalmente).

La verdadera salud, la existencial, abarca al hombre entero, no es posible sino sólo dentro de la Iglesia. La terapia se hace por la Divina Jaris increada. Es el fármaco universal, terapia para todas las enfermedades psíquicas y somáticas (físicas).y solución para todos lo problemas.
El Yérontas Porfirios, sanado por la Divina Jaris increada decía: “La Jaris increada de Dios cambia al hombre, le metamorfosea, transforma psíquica y físicamente. Entonces desaparecen todas las enfermedades”.
Decía: Con la divina Jaris (energía increada), alteramos o convertimos lo malo en bueno. Esta es la obra del luchador espiritual. Cuando uno ora estando en alerta, atención y humildemente, entones atrae la Divina Jaris increada. Sobre esto el Señor nos dijo hacerlo incesantemente, sobre todo en el momento de la tentación. “Estaos en alerta, atentos y orad para que nos os moleste la tentación; porque el espíritu está bien dispuesto, pero la carne enferma” (Mt 26,41).
Entonces el mal no nos puede perjudicar, la tentación es repelada y la fuerza y energía que el maligno iba a robar, es canalizada hacia alnuevo, renovadohombre. La Divina Jaris increada que es atraída del hombre que está en nipsis y en oración humildemente, “redirige” la fuerza y energía psíquica del hombre desde el mal hacia el bien. Así se eliminan los pazos y la Depresión.

2b) Los estadios de terapia de los distintos pazos y la depresión generalmente.

La existencia humana no se sana sino sólo por la energía increada de Dios, es decir, la Divina Jaris, que existe solamente en la Iglesia Ortodoxa. Sólo la Iglesia Ortodoxa puede sanar la psique del hombre, porque solamente ella la conoce.
Los Santos Padresque reunieron toda la ciencia sobre la psiqueson los verdaderos e únicos psiquiatras nuestros, encabezados por nuestro Cristo Dios, Quien es revelado en nuestros textos sagrados como: “El médico de nuestras psiques y nuestros cuerpos”.
La psique humana no se sana con enfoques filosóficos, como son todos estos mal llamados métodos “psicoterapéuticos”, - que uno de ellos es también el psicoanálisis- sino con la “ciencia de la psique” que es la tradición patrística ortodoxa.
Ella tiene como eje central terapéutico los tres estadios de la vida espiritual:
1º) La catarsis (sanación, terapia) de los pazos a través de la metania introspección, arrepentimiento, conversión y confesión), la ascesis, la vida mistiríaca y expulsión de todos los loyismí del corazón para que sea purificada y limpia la energía noerá-espiritual de la psique.
2º) La Iluminación por la jaris increada del Espíritu Santo y
3º) La Θέωσις (Zéosis) o glorificación otra vez por la jaris la energía increada del Espíritu santo.

El metropolita Ierotheo Vlajos nos enseña: “Para la terapia del hombre, según la enseñanza de los Padres de la Iglesia y toda la praxis terapéutica de la Iglesia, se requiere la combinación entre misterios y ascesis (ejercicio espiritual). La ascesis como aplicación de los mandamientos de Cristo, precede de los misterios y también los acompaña. Concretamente, el Bautismo, es catarsis (sanación, terapia) del como imagen y la integración del hombre en la Iglesia; es el nacimiento. El misterio de Χρίσμα (jrisma, crismación) es el movimiento-iluminación del nus, que se revela con la oración y por eso en la lengua latina es caracterizada como confirmatio (confirmación), es decir, confirmación de que el bautizado es templo del Espíritu Santo. La divina Efjaristía es vida, porque el bautizado comulga del Cuerpo y Sangre de Cristo.
La ascesis, ejercicio en Cristo consiste en el paso del hombre de los grados de la vida espiritual, que son: κάθαρση (kázarsi, sanación, terapia), φωτισμὸς (fotismós, iluminación) y θέωση (zéosis o glorificación).
La catarsis según san Máximo el Confesor, es la superación de la ἡδονῆ (hidoní, hedonismo, placer) y la ὀδύνη (odini, dolor, pena, sufrimiento).
La iluminación es la superación del olvido, la ignorancia y el desconocimiento,
Y la zéosis (glorificación, divinización) es la superación de la fantasía.
La coordinación entre misterios y ascesis la hace el deificado o glorificado Padre Espiritual.
En la Iglesia primitiva, como había una clase particular de catequizados, también lo había para los que estaban en metania; Lo vemos en los cánones de Basilio el Grande, san Gregorio de Nicea y otros Padres.
De todos los textos de la Santa Escritura y de los Padres de la Iglesia, se ve claramente que la terapia del hombre se consigue en la Iglesia, que es una comunidad-familia especialmente eclesiástica. No se trata de un lugar idealizado, donde dominan las ideas, sino de una familia espiritual, donde existen los padres, los hermanos, comunión de ángeles y hombres, domina la vida en sociedad común con el culto y los misterios (sacramentos). La vida personal es conectada con la vida social, por lo tanto, no se pueden cultivar aspectos de terapia, sanación y salvación, egocéntricos e individualistas según Ierotheo Vlajos.

2c) “El primer movimiento lo hace el Cristo Dios”

El primero que se mueve hacia nosotroscon el propósito de sanarnos- es el Bondadoso Señor; el Yérontas Porfirios orando incesantemente decía: “El Señor nos llama: «Venid hacia a mí todos los afligidos, castigados y enfermos psíquicamente y yo daré alivio, reposo y sanación a vuestras psiques» (Mt 11,28). Si el hombre corresponde correctamente en esta llamada de Dios es sanado. La correspondencia consiste en amarle, orar y participar en la vida de la Iglesia a través de los Misterios y la vida ascético-hisijasta. La ascesis-hisijía nos prepara adecuadamente, de modo que nos convirtamos en receptores de la Divina Jaris energía increada, que viene a través de los Misterios, la oración del Corazón o de Jesús y el estudio del Logos Divino.

2d) El cristo con Su Jaris divina e increada sana al hombre entero, aún hasta las profundidades de la psique.

Las profundidades de la psique del hombre (aún el llamado subconsciente), que están cargadas de distintas vivencias, experiencias penosas y angustiosas, culpabilidades y depresión, están conocidas sólo por el Dios. Con Su divina Jaris increada estas también se sanan, decía el Yérontas Porfirios: mira, le dijo a uno, ¿qué son estas frustraciones (un médico que le hizo una pregunta escrita), y si tienen relación con lo hereditario? ¿Qué son las hereditarias? Todo esto qué escribe son del hombre antiguo que tenemos en nuestro interior.
Pero cuando hemos amado a Cristo con toda nuestra psique (con la toda la energía de la voluntad, lógica y sentimiento), cuando venga el divino eros (amor, energía increada) en nuestro interior, entonces todos los problemas se van y nos llenamos de alegría espiritual.
Τú, dice otra vez el Yérontas Porfirio (dirigiéndose al que había escrito el libro), estas cosas las conoces, tantas veces te las he dicho: “Los psiquiatras y psicólogos hablan de frustraciones y cosas hereditarias, porque no conocen la psique humana, que sólo con el divino eros (amor, energía increada) se sana y vive la en Cristo alegría. Las enfermedades se deben en el pecado (pecado como enfermedad ísica, psíquica y espiritual)”. Pero cuando el Cristo habite dentro en toda la psique, entonces se va el pecado y la enfermedad.
La Divina Jaris (gracia, energía increada), el Cristo, viene en al psique del hombre con la vida ascética y mistiríaca (participación en los misterios-sacramentos de la Iglesia Ortodoxa). Especialmente ayudan la confesión y la oración noerá (del corazón o de Jesús). La bendición u oración «Κύριε Ἰησοῦ Χριστέ, Υἱέ τοῦ Θεοῦ ἐλέησόν με Kirie (Señor) Jesús Cristo eleisón me» contribuye mucho en la consecución de esta obra. Esta oración sana y limpia la psique y mantiene, detiene al nus.

2e) La divina psicoanálisis.

Regiones o partes de la psique que son consideradas como difíciles de entrar y desconocidas para muchos, como el subconsciente, realmente se pueden sanar con la Jaris, la energía increada de Dios.
La divina psicoanálisis, como la llamaba el Yérontas Porfirios, es muy superior y eficaz que la humana, al contrario la humana perjudica mucho.
El Yérontas Paísios también habla sobre las frustradas culpas, que se deben eliminar con la confesión. La “conciencia taponada” es como un gusano que corroe los interiores de la psique. Dice el mismo Yérontas que: “si ves que no tienes paz y serenidad sino tristeza, sepas que en tu interior hay algo desarreglado y debes encontrarlo para arreglarlo. Supongamos que cometes un error y te angustias y sufres pero no lo confiesas. Te ocurre algo y pasas por alegría. Esta alegría tapa la tristeza y poco a poco lo olvidas, no lo ves, porque ha sido tapado de la alegría. Pero aquello interiormente trabaja...” No basta con encontrar el pecado. Debes también confesarlo, para sanarse la psique de la tristeza, la angustia y la depresión que aquello provoca.
Observa el honorable Ierotheo Vlajos: “Hoy muchos enseñan que el hombre puede llegar al conocimiento del sí mismo con la psicoanálisis y la autoanálisis, pero esto es un engaño y puede conducir al hombre en resultados horribles. Cuando uno se autoanaliza puede resultar en la esquizofrenia.
El método ascético es sencillo. Con la vigilancia, atención del nus, con la catarsis y el regreso del nus al corazón a través de la metania y la oración del corazón (o de Jesús), con la aplicación y cumplimiento de los mandamientos de Cristo-, buscamos a liberar el nus de las imágenes, fantasías y del cautiverio de la cosas sensibles y así regresando al corazón, ver su devastación interior.
El conocimiento de nosotros mismos viene con la energía increada del Espíritu Santo. Sólo cuando la Jaris increada de Dios, con nuestro trabajo, haya iluminado la psique, conocemos con cada detalle de nuestro “ser” con exactitud. Por eso la terapia del nus nos revela la existencia de los pazos, por lo tanto, iluminados del Espíritu Santo y fortalecidos de Él, podemos luchar contra ellos, según Ierotheo Vlajos. (De su libro “preguntas y respuestas sobre la Psicoterapia Ortodoxa”
La terapia de la psique es sobre todo y principalmente la vivificación y la iluminación del nus. No es simplemente encontrar las vivencias, experiencias frustradas. San Diádoco de Fótica, dice: “sanar y purificar el nus, sólo es posible con el Espíritu Santo” (con el Dios energizando, operando y el hombre sinergizando, cooperando).
La verdadera psicoterapia y psicoanálisis se realiza con el misterio de la Divina Confesión. Decía el Yérontas Porfirios que la psique, por excelencia se sana con la Confesión General que debe ir haciendo de vez en cuando el hombre que se está sanándose espiritualmente.

Fragmento del libro: Los pazos y la depresión – Qué son y cómo se sanan. Nuevo libro del Sabas el Aghiorita.

Traducido por: χΧ jJ http://logosortodoxo.wordpress.com/ (En español)

Léxico

Iluminación Φωτισμός τού (tú) νοῦ (nú) Iluminación del nus o del espíritu humano: es la segunda etapa, después de la catarsis del corazón, de la vida espiritual. En esta etapa el nus ya ha expulsado los apasionados loyismí, y se hace templo del Espíritu Santo, tal como estaba antes de la caída lleno de increada energía Jaris, y adquiere plegaria incesante en la memoria de Dios. Por eso la iluminación del nus se enlaza estrechamente con la oración noerá o de corazón.

Jaris Χάρις τού Ζεοῦ (jaris tu Zeú) Gracia de Dios " (Jn. 1.14,16,17) es energía divina increada, innata e inherente riqueza de la Deidad. Especialmente en el campo de la redención, la Jaris es en particular el don de Dios, que se derramó del sacrificio de la Cruz de Cristo, y funcionando dentro en la Iglesia, envuelve al hombre débil y pecador, lo santifica cuando colabora libre y voluntariamente y le hace conseguir la zéosis. De la palabra Jaris viene c-jarísma, don, que es regalo de Dios en todos los hombres sin excepción alguna. No se puede exigir como "recompensa" por obras buenas. Pero se atrae especialmente con la ταπεινοφροσύνη (tapinofrosini, actitud sensata y humilde interior), por la metania y el corazón quebrantado (cf.1P 5. 5). La divina Jaris se da con los santos Misterios ortodoxos de nuestra Iglesia. Esencia y energía están relacionadas; no hay esencia sin energía ni energía sin esencia. San Gregorio Palamás nos dice apofáticamente "No de la esencia conocemos a Dios sino de Sus energías y de increada esencia tenemos increada energía y de la creada esencia creada energía". Los heterodoxos están muy confundidos y oscurecidos sobre éste tema.
«Κύριε ελέησον» “Kirie eleison” es una calificación, petición general de cada necesidad mía, de cada caso mío, de lo que me pasa y de lo que quiero y como no sé lo que voy a pedir, entonces digo a Dios, eleisón me” o “kirie eléison”, y Él sabe lo que me va a dar. Eléison significa ten compasión, caridad, misericordia, sanación, ayuda, alivio, consuelo, socorro...

Misterio y vida mistiríaca Μυστήριο (mistirio, misterio, sacramento). «Y conozco al tal hombre, si en el cuerpo o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios los sabe, que fue arrebatado al paraíso, donde escuchó logos, verbos inefables, que no le es dado al hombre expresar» (2ªCor 12,3-4).
La palabra Helénica misterio significa “iniciación”, “secreto” y “revelación y secreto”. El Cristianismo heredó este concepto y por extensión es “apocálipsis-revelación de Dios”.
Los Misterios son a la vez símbolo y Misterio. Mientras el misterio permanece oculto a los rituales, está en el nivel de lo simbólico e iconográfico. Pero cuando es recibido y la jaris (increada energía) energiza, entonces los Misterios revelan las cosas que están detrás del “velo”. Misterio lleva doble significado, es decir, de algo que está oculto y se revela y a la vez enigma y apocálipsis-revelación.
Pero dentro de la Iglesia los misterios son interminables. Porque dentro de ella todas las cosas liturgizan, funcionan de una manera misteriosa, para que revelen la realeza (luz y energía increada) de Dios. La terapia ascética conecta y se asocia inseparablemente con los Misterios de la Iglesia.
La terapia ascética ortodoxa conecta y se asocia inseparablemente con la vida mistiríaca de la Iglesia. Se trata de la catarsis (sanación), la iluminación y la zéosis o glorificación, que encontramos en toda la enseñanza patrística de la Iglesia. Es dificil que uno crea en la vida Mistiríaca de la Iglesia, si antes no entiende primero, qué significa la palabra “Misterio”. Misterio es algo que vemos que se celebra o realiza, pero es difícil para el espíritu y mente humana entender como se celebra. Si comprendiésemos el modo de realización del Misterio entonces no sería Misterio, sino una praxis-acción acostumbrada de la vida diaria.
Por ejemplo: decimos que el Dios es Trinitario. Os pregunto: ¿quién de nosotros entiende el Misterio de la Santa Trinidad? ¡Tres Personas dentro de una esencia! Este Misterio juzgado o razonado por la lógica humana es paradójico. Pero si uno lo ve con la dimensión de la Fe, entonces entiende que no es paradójico, sino superlógico. Quién puede entender, qué es Dios. Es decir, ¿cuál es la esencia de Dios? ¡NADIE! Y a pesar de eso, creemos en Dios. No porque le entendemos, sino porque sentimos místicamente Su presencia y saboreamos con el corazón Su agapi (amor como energía increada). Es decir, podemos entender las increadas energías de Dios, pero no Su Esencia, tal como, muy bien, han teologizado los grandes Padres de la Iglesia Ortodoxa. Veamos en la Escritura lo que dijo Dios a Moisés, cuando pidió de Dios que le enseñase su Doxa-gloria: “…yo pasaré delante de ti mi gloria… no puede el hombre verme, ver mi rostro y quedar con vida….” (Ex 33 18-20).
Lo mismo ocurre también con todos los temas de la fe que superan las leyes naturales. Los “vemos sin verlos”, “los conocemos sin conocerlos, comprenderlos”, porque todos están enrollados dentro del “divino gnofos”, (san Gregorio de Nicea). (Gnofos, luz que supera toda luz”. Los vivimos y participamos en ellos sólo con la fuerza de la Fe. Si insistimos en creer sólo a lo que entendemos con nuestra lógica limitada, estrechamos inimaginablemente nuestro horizonte espiritual y finalmente no podemos ser Cristianos. Porque, en definitiva, “fe es la hipóstasis (base substancial) de la esperanza de cosas que se esperan y no se controlan y la prueba de aquellas que no se ven, (Heb 11,1). Y es cierto que la fe verdadera presupone humildad, con la cual atraemos la jaris (increada) de Dios. Porque “el Dios resiste, se contraria a los orgullosos, en cambio a los humildes los da Jaris” (Sant 4,6). El humilde que confía a Dios más que a su lógica, con la jaris (gracia, energía increada) de Dios puede entender los Misterios de la Iglesia.
Así, entendemos que, una cosa es el misterio y otra el dogma. Cuando los santos llegan a la experiencia de la doxa-gloria de Dios, viven y ven que Dios es luz, pero entonces también Dios permanece misterio, ya que no pueden llegar a la unión por esencia. La unión del santo con Dios durante la experiencia es mediante la energía increada y no por esencia. Por eso la Santa Trinidad aún en esta experiencia permanece misterio. Aquello que se puede hacer comprensible lógicamente, es el dogma sobre el misterio de la Santa Trinidad. Así los santos Padres la co-participación a la doxa increada de Dios, la cual permanece misterio, también durante la zeoría-contemplación, la expresan con terminología y la hacen dogma que se puede entender. Una cosa es el misterio y otra el dogma sobre el misterio de la Santa Trinidad. Por eso los Padres hacen uso diferente de la terminología de cada época. Pero cuando en un Sínodo ecuménico se determina el significado concreto de la terminología, entonces permanece invariable.
Por lo tanto, el dogma expresa y formula la experiencia de la apocálipsis (revelación), pero nunca la comprensión del dogma significa que paralelamente se entiende el misterio de la Santa Trinidad, que es inexplicable e incomprensible aún hasta su manifestación. Los Padres dicen que los santos ven invisiblemente y escuchan inescuchablemente, y coparticipan in-participadamente y entienden incomprensiblemente a Dios.

Metania, Μετάνοια Metánia del verbo μετά-νοώ, metá=después, con, y noó= concibo, percibo con el nus como energía y el corazón como esencia. Quiere decir giro del nus (metanús), introspección y conversión de la conducta y mentalidad del hombre y sobre todo giro, cambio de actitud de la vida en pecado y del mal por la vida en Cristo. La metania en la Tradición Ortodoxa no proviene de una percepción psicológica de culpabilidad, sino de la apocálipsis (revelación) de la deformación de la psique y esta apocálipsis se manifiesta de la energía increada de la divina Luz en el corazón psicosomático del hombre.El nuevo Testamento empieza y acaba con la metania (Mt 3,2 Lc 24,47)

Nus Νοῦς nus, en la enseñanza patrística el término se utiliza diversamente. Unas veces le usan para mostrar la psique (alma), otras el corazón psicosomático y otras una energía de la psique. Pero principalmente nus es el ojo de la psique, la parte más pura, es la finísima atención. Se llama también energía noerá (espiritual humana) y no se identifica con la energía lógica del cerebro.

Pazos Πάθος pazos, padecimiento, pasión, emoción, hábito, mala costumbre, vicio, patología; En la terminología patrística se llama así a todo movimiento anormal, en el sentido de no natural, de las fuerzas de la psique. Fuerzas que con su energía de la voluntad han tomado el camino equivocado. Todos los pazos que nacen de algún pecado que se repite, y así se consolida en la psique una tendencia pecadora o apego/adictiva, que con el tiempo llega a ser una segunda "naturaleza", influyendo los pensamientos y decisiones, dominando la voluntad y sellando toda su “psicosíntesis”. Es preferible reeducarlos, convertirlos y sanarlos, que oprimirlos o reprimirlos y finalmente se usarán de forma fructífera y no negativa.

Psique Ψυχή Psique alma, ánima, el término viene desde la antigüedad y se usa igual hasta hoy. En el Nuevo Testamento y los santos Padres, se usa a menudo en vez de la palabra anzropos, humano, hombre, (Rom.13,1). A veces en la Sagrada Escritura significa simplemente la vida. (Mat.2,20. Juan10,11. Rom.16,4), Pero psique se dice sobre todo el elemento espiritual de nuestra naturaleza, la otra naturaleza es la física material (el soma, cuerpo) que se convierte en cadáver y se disuelve cuando sale la psique. La psique contiene y vivifica el cuerpo y no al revés. La psique se divide de los filósofos y los Padres en tres partes: 1) λογιστικό (logistico) que es la parte de los loyismí, 2) ἐπιθυμητικό (epicimitikó) anhelante que es la parte o espacio de los deseos y 3) θυμοειδές (zimoidés) irascible que es la parte de las emociones. El anhelante y el irascible constituyen el espacio pasional allí funcionan y operan los pazos.

(Sugerimos también leer el miniléxico que creo que lo tienen, sino me lo pides y te lo envío).
Traducido por: χΧ jJ http://logosortodoxo.wordpress.com/ (En español)





Δεν υπάρχουν σχόλια:

ΠΡΟΤΕΙΝΟΜΕΝΑ



ΤΕΣΣΕΡΙΣ ΧΡΗΣΙΜΕΣ ΟΔΗΓΙΕΣ

1.Μπορεῖτε νά δεῖτε τίς προηγούμενες δημοσιεύσεις τοῦ ἱστολογίου μας πατώντας τό: Παλαιότερες ἀναρτήσεις (δεῖτε δεξιά)

2.Καλλίτερη θέαση τοῦ ἱστολογίου μέ τό Mozilla.

3.Ἐπιτρέπεται ἡ ἀναδημοσίευση τῶν ἀναρτήσεων μέ τήν προϋπόθεση ἀναγραφῆς τῆς πηγῆς

4.Ἐπικοινωνία: hristospanagia@yahoo.gr
.
Γιά ἐνημέρωση μέσῳ ἠλεκτρονικοῦ ταχυδρομείου στεῖλτε μας τό e- mail σας στό hristospanagia@yahoo.gr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ΑΚΟΥΣΤΕ ΚΑΙ ΜΕΤΑΦΟΡΤΩΣΤΕ ΟΜΙΛΙΕΣ

ΕΤΙΚΕΤΕΣ- ΘΕΜΑΤΑ ΚΑΤΑ ΑΛΦΑΒΗΤΙΚΗ ΣΕΙΡΑ